¡Se armó el zafarracho en la industria musical por culpa de un productor!

Manas, si la noche del domingay no podían dormirs, y vieron en tendencias nombres como Demi Lovato, Justin Bieber, Taylor Swift, y no entendían, aquí les traigo el chisma gay.

Resulta que el mundo musical se ha unido para apoyar a Taylor Swift, quien podría perder los derechos de su música debido a un cambio de disquera, y un contrato que firmó a los 15 añas, y que obvia no le beneficia… ¡Por eso hay que leer las letras chiquitas, hijas!

«Este es Scooter Braun, acosándome en las redes sociales cuando estaba en mi momento más bajo. Está a punto de quedarse con toda la música que he hecho… Durante años he pedido, he rogado, una oportunidad para poseer mi propio trabajo. Datos curiosos de hoy: he sabido que Scooter Braun ha comprado todos mis discos y que se ha dado a conocer al mundo. Solo puedo pensar en el acoso y la manipulación que he sufrido de sus manos durante año», escribió Taylor en un post donde abrió sus sentimientas, y aseguró que ha sido bulleada durante mucho tiempa por este sujeto, quien podría adquirir la compañía que cobijó los inicios musicales de Tay Tay.

Muchos famosos, como Katy Perry, Rihanna y Nicki Minaj se han sumado a firmar una petición para que Taylor sea dueña de su propia música. Según la cantante, ella confía en que todo se resuelva a su favor, y obviaaa sus millones de fans la apoyan.

Quienes han salido raspadas en este caso han sido la Justin Bieber, quien lanzó un post un tanto burlón en contra de Swift, aunque después se disculpó y aseguró que no tiene nada en contra de la cantante, y Demi Lovato, quien defendió a Scooter.

Obvia mi comadreja la Todrick no se quedó callada, así que dio una dura respuesta a la Lovato: “Demi, primer, ¿por qué borraste el tweet? Segundo, amo y escucho religiosamente tu música, pero tercero, no puedes comparar tu experiencia con la mías. en especial con alguien con quien he estado 6 años, y tu solamente has firmado. Solo porque tienes un amigo negro, no significa que no puedas ser racista. Y sólo porque no te manifiestas en contra del matrimonio igualitario no significa que no seas homofóbico. Dije lo que tenía que decir, y creo lo que creo“.

¡Qué fuerta, manas! ¿En qué terminará este zafarrancho?

Facebook Comments