Por boicot LGBT cierra la sucursal de Chick-fil-A en el Reino Unido

¡Manas el gay power existe! (Nomás falta que se sepa usarts)

Les cuenta que la sucursal Chick-fil-A en el Reino Unido cerrará después de 6 meses después de protestas de personas activistas LGBTQ.

La cadena Chick-fil-A es anti gay y hace donaciones en Estados Unidos para combatir los avances del colectivo LGBT.

La sucursal de la cadena en Reading, Inglaterra, tendrá que cerrar pues el propietario de la ubicación dijo que no permitirá que el inquilino se quede después de que termine su contrato de arrendamiento de 6 meses.

«Siempre buscamos introducir nuevos conceptos para nuestros clientes, sin embargo, hemos decidido en esta ocasión que lo correcto es permitir que Chick-Fil-A solo negocie con nosotros durante el período piloto inicial de 6 meses, y no para extender aún más el contrato de arrendamiento «, señaló en comunicado el centro comercial The Oracle.

Chick-fil-A se defendió en un comunicado diciendo que: «Nuestras donaciones siempre se han centrado en la juventud y la educación. Nunca hemos donado con el propósito de apoyar una agenda social o política», «Hay 145,000 personas: negras, blancas; gay, heterosexual; Cristiano, no cristiano, que representa a Chick-fil-A «, manifestó la cadena en su comunicado.

Chick-fil-A en 2017 donó $ 1.8 millones a 3 grupos, que hacen exclusiones a personas LGBT; la Fellowship of Christian Athletes aplica una política de «pureza sexual» a sus miembros y específicamente prohíbe los «actos homosexuales». El Hogar para jóvenes de Paul Anderson enseña a los jóvenes alojados allí que «la homosexualidad está mal» y que el matrimonio entre personas del mismo sexo es «ir contra Jesucristo y sus valores». Y el Ejército de Salvación también tiene un pasado asociado a políticas anti #LGBTQ.

La Fundación WinShape, de Chick-fil-A, también tiene un historial de apoyo a organismos anti-LGBTQ como Focus on the Family, Family Research Council y Exodus International.

Facebook Comments