Más de 1,300 personas LGBT fueron asesinadas en América Latina y El Caribe de 2014 a 2019

1,300 personas del colectivo LGTBI fueron asesinadas en Latinoamérica y El Caribe entre enero de 2014 y junio de 2019, la mayoría de las víctimas se concentra en en Colombia, México y Honduras, con datos del informe de homicidios de lesbianas, gay, bisexuales, trans e intersex en países de América Latina y el Caribe “El prejuicio no conoce fronteras”.

En los últimos 5 años, más de 1.300 personas lesbianas, gay, bisexuales, trans e intersexuales (LGBTI) han perdido la vida de manera violenta en 9 países de América Latina y el Caribe. En Brasil se estiman otras 1600 víctimas en este mismo período. Esto equivale a, por lo menos, 1 persona LGBTI asesinada diariamente en la región, señala el informe realizado por la Red Regional de Información sobre Violencias LGBTI que conforman 10 ONG de distintos países.

El sistema de información SInViolenciaLGBTI presenta datos actualizados sobre homicidios de personas LGBTI cometidos en 9 de los 10 países que conforman la Red, entre enero de 2014 y junio de 2019. La información de Brasil se publicará en detalle en un informe posterior ya que en ese país las cifras son todavía más alarmantes.

La mayoría de casos corresponden a personas entre los 18 y 25 años asesinadas principalmente durante los fines de semana. Hombres gays y mujeres trans son las personas que concentran la mayoría de los casos. Los ataques dirigidos a mujeres lesbianas, por su parte, se dan en general en pareja, en espacios públicos y en su mayoría por personas conocidas.

Los datos del informe pueden ser consultados en la página: www.sinviolencia.lgbt

El informe destaca el prejuicio como un detonante de los crímenes y señala:

El prejuicio es: “Un procedimiento por el cual los individuos se dan y dan razones para justificar frente a un grupo social, y frente a sí mismos, la reacción general negativa que sienten hacia algo o alguien”. Esta reacción responde a un contexto social de rechazo, no meramente a un sentimiento personal, que dota de contenido a la categoría abierta de prejuicio. En ese sentido puede decirse que el odio es individual y el prejuicio es social y colectivo.

El informe reconoce los avances de la región pero reflexiona ante «un escenario de retroceso» pues «ha venido tomando fuerza una oleada conservadora que persigue un modelo de sociedad desigual, excluyente y reaccionario». Los discursos de odio promovidos por los grupos anti-derechos, así como los votos que movilizan, encontraron asidero en la política de varios países de la región, particularmente en los partidos de derecha.

Del total de homicidios reportados desde enero de 2014 hasta junio de 2019, el 89% se presentaron en Colombia, México y Honduras.

Fuente: Sinviolencia.lgbt 

12 agosto 2019

Facebook Comments