El 10 de septiembre es el Día Mundial de prevención del suicidio

Cerca de 800 000 personas se suicidan cada año. por cada suicidio, hay muchas más tentativas de suicidio cada año, se sabe que un intento de suicidio no consumado es el factor individual de riesgo más importante.

El suicidio es la 2a. causa principal de muertes en el grupo de edades comprendidas entre los 15 y los 29 años.

El 79% de todos los suicidios se produce en países de ingresos bajos y medianos.

Ingestión de plaguicidas, ahorcamiento y armas de fuego son algunos de los métodos más comunes de suicidio en todo el mundo.

Cada suicidio afecta a familias, comunidades y países y tiene efectos duraderos para las personas allegadas a la del suicida.

El suicidio no solo se produce en los países de altos ingresos, sino que es un fenómeno global que afecta a todas las regiones del mundo. En 2016, más del 79% de los suicidios en todo el mundo tuvieron lugar en países de ingresos bajos y medianos.

Muchos suicidios se producen impulsivamente en momentos de crisis que menoscaban la capacidad para afrontar las tensiones de la vida, tales como los problemas financieros, las rupturas de relaciones, los dolores las enfermedades crónicas y el acoso escolar, social o familiar.

Las tasas de suicidio son elevadas entre los grupos vulnerables objeto de discriminación como: las personas lesbianas, homosexuales, bisexuales, transexuales, intersexuales; refugiados y migrantes y personas en reclusión

El estigma, que persiste en torno a los problemas de salud mental hace que la gente no busque ayuda. La OMS señala que la prevención del suicidio no se ha abordado apropiadamente debido a la falta de sensibilización respecto del suicidio como problema de salud pública principal y al tabú existente en muchas sociedades para examinarlo abiertamente. En la actualidad, unos pocos países han incluido la prevención del suicidio entre sus prioridades sanitarias, y solo 38 países han notificado que cuentan con una estrategia nacional de prevención del suicidio.

En materia de personas LGBT jóvenes de 12 a 14 años que se identifican como lesbianas, homosexuales, bisexuales y transgénero (LGBT) tienen muchas más probabilidades de morir por suicidio que sus pares heterosexuales, sugiere un estudio publicado en el Journal of Adolescent Health en Estados Unidos.

Facebook Comments